Más que un centro de libertades, un campo de concentración

10 07 2009

Alguien ha vuelto a enfurecerse muy mucho cuando ha visto el nuevo vídeo de presentación del CPS, se ha encabritado como la fauna de este capítulo de South Park a la que el explorador tiene por costumbre introducir un pulgar en el recto como primera toma de contacto:

Vodpod videos no longer available.

Pues bien, tanto se ha encabritado que, por segunda vez el vídeo ha sido denunciado y retirado de Youtube, esta vez alegando contenido inapropiado.

En el CPS aspectos básicos del ser humano como tener ideas, expresarse o ser creativo son directa o indirectamente castradas. Me explico:

En otros centros de la Universidad de Zaragoza resulta hasta placentero ver el desorden que supone el ruido de los estudiantes por los pasillos, la caótica situación de carteles que anuncian eventos de índole social, política, asambleas de estudiantes o simples fiestas. Son carteles que por otra parte te encuentras por las paradas de bus, por las paredes, por las escaleras… Es algo normal.

En cambio en el CPS los carteles tienen una normativa estricta que los ciñe exclusivamente a sus tablones, manteniendo siempre un orden y bajo un control exhaustivo por parte de conserjería, en ese sentido el CPS es totalmente cuadrado.

Y eso cuando se ponen los carteles, porque como ya que como hemos dicho, los eventos sociales o políticos en el CPS no tienen cabida, nos deniegan los créditos de libre elección por asistir a ellos y ya ni se molestan en publicitarlos.

Y en otro extremo, cuando esos carteles no son del agrado de la dirección del centro, directamente se retiran sin más miramientos, ¿Alguna vez habéis visto la serie Cuéntame cómo Pasó?, en ese sentido el CPS me recuerda a aquellos tiempos en los que el reparto de publicidad ideológica era penalizado xD

En cuanto al ruido en los pasillos… Sólo digo que la última vez que subí con un amigo al CPS me dijo que, acostumbrado a ver el ambiente en la Ciudad Universitaria le estaba dando mal rollo la oscuridad y el silencio que reinaba en los laboratorios y pasillos del edificio Ada Byron.

Que conste que en ese sentido, como en tantos otros, no soy el único que esperaba otra cosa de la universidad, del CPS concretamente, porque como he dicho varias veces lo que hay ahí dentro no es ni medio normal.

Menos mal que no paso demasiado tiempo allí porque tengo otras ocupaciones, pero es que cada vez que vuelvo de cualquier otro centro y piso el CPS… Vaya centro de libertades…

En cualquier caso y volviendo al tema del vídeo censurado. Queda la esperanza de que el motivo de la censura sea el tremendo mojón que, involuntariamente, aparecía como imagen de presentación del vídeo y llamaba la atención más de la cuenta. Pues bien, el autor me ha confirmado que procederá en breve a cambiar ese tremendo mojón por una foto más light ya está subido el nuevo vídeo y ya veremos si vuelven a censurarlo o no. ¿Vosotros qué pensáis que va a ocurrir?

Vodpod videos no longer available.
Anuncios