Si aprueba demasiada gente bajamos todas las notas medio punto

28 07 2009

En algunas ocasiones sucede que una asignatura pasa a tener un nuevo profesor y éste se marca un objetivo docente distinto de mantener la elevada tasa de suspensos habitual.

El profesor realiza ejercicios en clase, muestra predisposición a resolver dudas, atiende a sus alumnos en tutorías y carece de la habitual prepotencia y falta de respeto al alumnado…

¿Qué es lo que ocurre cuando un profesor realiza bien su trabajo en el CPS?

Pues como se trata de algo poco habitual se producen fenómenos y se dan efectos colaterales como los siguientes:

a) Aprueban más alumnos de lo habitual.

b) Los alumnos aprenden algo.

c) Se queda un buen recuerdo del profesor y la asignatura.

Pero desgraciadamente el profesor no es el que manda, los que mueven los hilos son gente desaprensiva, muy malvada y con intereses que van mucho más allá de lo que se pudiera esperar de una Universidad pública. Así que a posteriori también se producen efectos como los siguientes:

a) El profesor no vuelve a impartir jamás esa asignatura.

b) Vuelve el profesor anterior para que no se vuelva a repetir la situación.

c) Se bajan todas las notas unas décimas para mantener la tasa de suspensos deseada.

Ay ay ay, a cuánto sinvergüenza disfrazado tenemos que aguantar…

Anuncios